Los grupos tumban por la mínima la propuesta del Partido Popular por no incorporar medidas más concretas

El Senado, contrario a recortar los plazos para incorporar fármacos al SNS
Pleno del Senado.


27 sep 2022. 14.30H
SE LEE EN 5 minutos
La Comisión de Sanidad del Senado ha descartado solicitar nuevas medidas al Gobierno para reducir el tiempo de espera necesario para la aprobación de nuevos medicamentos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con el objetivo de acercar al país a la horquilla temporal que maneja la Unión Europea. La iniciativa presentada por el Partido Popular ha sido rechazada por los grupos por una diferencia mínima, tras un debate en el que varias formaciones han afeado la falta de propuestas algo más concretas que permitiera respaldar al primer grupo de la oposición.

La votación se ha saldado con un resultado ajustado de 12 votos a favor, 12 en contra y 5 abstenciones. El empate técnico ha obligado a recurrir al cálculo ponderado de escaños en el Senado, lo que beneficia al PSOE que tiene una mayor representación. Los populares solo han logrado sumar el apoyo de Vox. Mientras que el grueso de los grupos nacionalistas (Esquerra Republicana, Partido Nacionalista Vasco, Junts y Compromís) no se han decantado por ninguno de los dos bandos.

Francisco José Fernández ha sido el encargado de defender la Proposición No de Ley (PNL) del Partido Popular que perseguía fundamentalmente instar al Gobierno a aplicar las “medidas necesarias” destinadas a reducir la demora en la aprobación de nuevos medicamentos para conseguir un “acceso más rápido de los pacientes” y una “mayor competitividad” de la industria nacional farmacéutica. “Es esencial disponer de los tratamientos farmacológicos más novedosos y adecuados”, ha subrayado el parlamentario.

El vocal de los populares ha pedido al Ministerio de Sanidad que revise los actuales procedimientos de aprobación y que ponga en marcha medidas para agilizar la llegada de los fármacos innovadores a los domicilios de los pacientes, como su dispensación también a través de la red de farmacias comunitarias. Según sus cálculos, actualmente se tarda 15 meses en lograr un medicamento de media en España desde que recibe el visto bueno de la Unión Europea.

Esta visión ha sido respaldada por el grupo de Vox que ha advertido sobre las restricciones que se producen en los primeros compases de aprobación sobre un fármaco nuevo o los retrasos provocados por el “mal uso” de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT). “Si los medicamentos no los financia el SNS solo tendrá acceso el que se lo pueda permitir. Eso es malo para el sistema y los pacientes”, ha apuntado José Manuel Marín.


PSOE se aferra a nuevos cambios normativos


Su iniciativa ha recibido el rechazo del grupo socialista que ha justificado que el seno para tomar ese tipo de decisiones corresponde a la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios, donde se valoran también las propuestas de las comunidades autónomas. “Una vez más el PP nos pide una moción en la que nos pide aquello que no hace cuando está gobernando”, ha contestado Susanna Moll.

La vocal socialista ha reconocido que los tiempos de acceso a los fármacos representan una “preocupación”, aunque ha apuntado a que el Gobierno ya trabaja en una reforma de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos para tratar de facilitar una “toma de decisiones más rápida, transparente y participativa que no ponga en cuestión la sostenibilidad del sistema”. Según sus cifras, en el último año el gasto farmacéutico se ha elevado un 7 por ciento, mientras que la resolución de expedientes ha crecido un 21 por ciento. Aunque la comparación interanual es con el ejercicio de mayor impacto de la pandemia de Covid-19.

También ha tirado de hemeroteca el portavoz de Compromís, Carles Mulet, quien ha afeado al Partido Popular que no integrase los fármacos contra la hepatitis C de forma generalizada cuando gobernaba en 2014. El parlamentario ha advertido que el texto de la PNL era demasiado “abstracto” y ha propuesto como contramedidas el lanzamiento de una industria nacional farmacéutica y el incremento de la inversión pública en I+D+i.

En la misma línea se ha manifestado el Partido Nacionalista Vasco (PNV) que ha detectado una “inconcreción” en la moción presentada por el líder de la oposición y ha advertido que el Gobierno no tiene todas las herramientas para revertir los tiempos. “Tenemos que ser conscientes de que la inclusión o no de un fármaco en el sistema no depende solo de la parte administrativa. Responde a muchas variables que tienen que ver incluso con la propia empresa farmacéutica”, ha apostillado Nerea Ahedo.

La vocal de Esquerra Republicana, Mirella Cortés, se ha llevado el debate al terreno de la pugna en materia impositiva entre comunidades y ha cargado contra gobiernos en manos del PP como el de Andalucía por proponer rebajas de impuestos, mientras pide una mayor inversión en el sector. “Ustedes saben que el sector farmacéutico tiene su núcleo en Cataluña, pero el PP se dedica a hacer campañas de acoso a las empresas catalanas para que se vayan, ofreciéndoles beneficios fiscales”, ha lamentado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.