Sindicatos y Ministerio se han emplazado a retomar las negociaciones después del verano para consensuar un nuevo texto

Prejubilación y OPE bienal para un "ambicioso" Estatuto Marco en 2023
Jesús Jordán (CCOO), Ana María Francés (UGT), Fernando Hontangas (CSIF) y Rafael Reig (FSES).


02 jul 2022. 14.00H
SE LEE EN 5 minutos
Pese a que el nuevo Estatuto Marco del personal sanitario quedará ratificado antes del 8 de julio, Ministerio de Sanidad y agentes sociales se han emplazado a retomar las negociaciones tras el verano para avanzar hacia una propuesta “aún más ambiciosa” que recupere algunos de los mecanismos anti-temporalidad que quedaron apeados del último acuerdo, indican fuentes sindicales. En este escenario, las centrales preparan una nueva batería de medidas que oscilan entre la convocatoria de oposiciones cada dos años hasta la regulación de las jubilaciones anticipadas.

Tal y como avanzó Redacción Médica, la propuesta de reforma del Estatuto Marco que llevó el Ministerio de Sanidad al Consejo Interterritorial satisfizo las reivindicaciones más urgentes de los sindicatos, incluida la de erradicar del documento el término ‘eventual’. Pero también fue aplaudido el compromiso del departamento de Carolina Darias de revisar la norma tres meses después desde la entrada en vigor del decreto a fin de actualizarla en un plazo prorrogable de seis meses.

Las expectativas de las centrales son altas, pues no solo abarcan cuestiones relativas a la temporalidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS) sino también la jubilación y parcial de los profesionales sanitarios. Al respecto, Jesús Jordán, responsable de Empleo de la Federación de Sanidad de CCOO, incide en que el objetivo es que, si finalmente Seguridad Social da luz verde al retiro a los 60 años sin merma económica en el sector sanitario, “el Estatuto Marco establezca las pautas” del proceso.

La jubilación anticipada y voluntaria sin reducción de la pensión es también reivindicada por otros sin sindicatos de clase como la CSIF y por UGT. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios reclama que se abran “vías” para permitir a los trabajadores retirarse también de forma parcial, y pondrán sobre la mesa otras cuestiones como las relativas a la modificación de las promociones internas temporales y de los concursos de traslados.

Carrera profesional, excedencias y trienios


Porque, en efecto, la jubilación anticipada es solo una de las reivindicaciones de los sindicatos para un Estatuto Marco que, según UGT Servicios Públicos, resulta “anacrónico” e “inoperativo”, por lo que bajo su punto de vista “no responde” a las expectativas y necesidades socioeconómicas y profesionales actuales del personal estatutario de los Servicios de Salud. Por ello, las centrales acudirán a la mesa de negociación en bloque para exigir una revisión “íntegra” para su adaptación a la nueva realidad en todos los niveles, que implica entre otras medidas la  prolongación del servicio activo (la necesidad o no de un Plan de Ordenación de Recursos Humanos previo) y la revisión del personal de cupo y zona y de la Clasificación Profesional.

En esta línea, desde UGT piden que contemple la creación del Grupo B y la carrera profesional, así como los derechos del personal estatutario temporal como la participación en carrera, el disfrute de determinados permisos o las excedencias, mientras que CCOO reclama también elevar a Enfermería al Grupo A1 y el blindaje “de los perfiles que asciendan dentro de la administración” para que puedan beneficiarse de las ventajas de su nuevo puesto, como los trienios.

Regulación “específica” para profesionales médicos


En el caso de las centrales profesionales, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) trasladará, entre otras reivindicaciones, la necesidad de desarrollar “una regulación específica” para los facultativos. “Muchas veces no tiene sentido mantener un mismo código para todos, cuando el médico va con una titulación y una especialidad y otros con una carrera general”, indica Tomás Toranzo, presidente de la organización, que, en cualquier caso, apuesta por “abordar prácticamente todo el Estatuto, no solo las cuestiones pequeñas”.

El propio Toranzo indica que también se sumarán a las demandas del cobro de trienios para profesionales interinos y la carrera profesional. “Si esta se cobra por desempleo, no tiene que haber diferencias entre unos y otros”, detalla.

Finalmente, desde el Sindicato de Enfermería (Satse) consideran que, tras lo propuesto ahora por el Gobierno en su Real Decreto, el Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud debe incluir nuevas mejoras que pasan por regular la plantilla orgánica como instrumento de ordenación y planificación de los recursos humanos existentes. De esta forma, señala la central enfermera, se podría “controlar” si la tasa de temporalidad se está reduciendo o, por el contrario, sigue aumentando.

Asimismo, la organización sindical reclama una regulación relativa a las plazas de difícil cobertura para algunas profesiones sanitarias y determinadas especialidades, así como establecer una regularidad en el acceso del empleo público, con la convocatoria bienal de los concursos oposición “como mínimo”. También cree que hay que regular las convocatorias de concursos de traslados mediante el establecimiento de los concursos abiertos y permanentes de movilidad voluntaria, algo ya regulado en siete servicios de salud.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.