Familia y Farmacia piden eliminar la receta para una mejora en la eficacia del tratamiento al facilitar su acceso

La píldora de gestágenos, sin receta para despatologizar la anticoncepción
Lorenzo Armenteros, Neus Caelles, María Blasco y Eduardo Satué.


26 sep 2022. 11.30H
SE LEE EN 5 minutos
Farmacia Comunitaria y Medicina de Familia se han unido en el Día Mundial de la Anticoncepción para pedir al Ministerio de Sanidad que libere el acceso a la píldora anticonceptiva de solo gestágenos. Al quitar la obligación de obtener una receta médica para adquirir el medicamento, según han resaltado por parte de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se mejora el acceso y como consecuencia la adherencia al tratamiento, algo “clave” para que este fármaco sea efectivo.

“Ha sido un trabajo de varios meses donde las sociedades hemos decidido dar un paso adelante para mejorar el acceso a la anticoncepción”, explica Eduardo Satué, coordinador del documento de posición y vicepresidente de Sefac, quien asegura que “esto no es un capricho", sino que viene de un amplio análisis.

“El acceso actual es amplio, pero debe seguir mejorando. Es necesario porque hay un alto porcentaje de embarazos no planificados. Es segura porque hay medicamentos con alto grado de confiabilidad y sin apenas efectos secundarios. Y es eficaz porque evitan el embarazo de forma muy efectiva si se toma de forma seguida y pronto, por ello queremos que no se pida receta”, detalla Satué.

Además, para los expertos, la anticoncepción no tiene que afrontarse como un problema de salud. “Debemos dejar de considerarlo como una patología, simplemente es un derecho de la mujer para que pueda decidir cuándo y cómo tener hijos. Lo debemos fortalecer desde las sociedades y las autoridades sanitarias. Queremos que se reclasifiquen los medicamentos de solo gestágeno sin receta médica”, reclama el vicepresidente de Sefac.


Minimizar las barreras de acceso para mejorar su eficacia


Para María Blasco, coordinadora del grupo de Atención a la Mujer de Semergen, la mujer es la única dueña de su salud sexual y reproductiva. “Es la única que debe tomar la decisión, eso sí, siempre informada bien por nosotros. Una de cada cuatro estuvo en riesgo de tener un embarazo no deseado y en España en 2020 hubo más de 8.000 interrupciones no deseadas”, resalta la facultativa.

En ese sentido, Blasco considera que la sanidad española tiene que "minimizar" las barreras de acceso. “Estas no tienen sentido una vez que la mujer ha tomado la decisión. Hay muchas que no llegan libremente a la farmacia a poder comprar el anticonceptivo que han decido. Estamos hablando del segundo método anticonceptivo de España”, reclama Blasco, quien, además, recuerda que así se favorecen a las mujeres más vulnerables.

“Con esta medida generamos un importante avance social y podemos disminuir las cifras de fracaso de la eficacia de anticonceptivos. Así aumentamos la continuidad de los tratamientos y mejoramos el acceso”, detalla la facultativa.


Medicamentos seguros


Por su parte, desde la Sefac también han querido destacar la “seguridad” del medicamento y la labor que pueden “asumir” los farmacéuticos. “Son medicamentos seguros y efectivos, pero esto dependen de que se tomen cada día el fármaco. Por ello, es muy importante que haya un fácil acceso. Hay que pensar que acceder al servicio médico requiere pedir cita para que te den una receta. Esto no es un problema de salud y no debería hacer falta”, reivindica Neus Caelles, miembro del grupo de Salud de la Mujer de Sefac.

En ese sentido, la farmacéutica añade que el perfil de seguridad del medicamento tampoco requiere que sea supervisado por un médico. “Hay países como Inglaterra donde ya se está dando sin receta en las farmacias. El objetivo es que haya menos embarazos no planificados y para eso es fundamental el acceso. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) apoya que sea así”, explica Caelles.

Según la especialista, la píldora anticonceptiva de solo gestágenos tiene un “perfil de seguridad muy alto y los efectos secundarios son muy leves”. Además, Caelles, recuerda que en España tenemos una red de farmacias muy amplia y con profesional formado que ya habían asumido este reto de dispensación de anticoncepción sin receta. “La píldora de urgencia lleva asumida desde 2011. Son un profesional formado en el medicamento y que cuentan con organizaciones que garantizan una formación continuada. Los farmacéuticos podemos asumir la dispensación de esta píldora perfectamente”.

Por su parte, Lorenzo Armenteros, coordinador del Grupo de Salud de la Mujer de SEMG, ha querido destacar que con el documento conjunto “abren una puerta” a un modelo de asistencia “diferente”. “Es una asistencia compartida que difiere a lo realizado hasta ahora. Proponemos el modelo de paradigma de trabajo del futuro. Ponemos como eje a la mujer y trabajamos a su alrededor. No solo queremos estar en el momento de decisión, sino realizar un seguimiento y educarla. Por ello, la colaboración de Farmacia y Familia es fundamental. Somos ejes claves de la salud pública”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.