José Javier Castrodeza, exsecretario general de Sanidad, amplía también el papel del médico y farmacéutico

Nuevo pago por resultados vía facilidad de aplicación y rol del paciente
El ex secretario general del Ministerio de Sanidad, José Javier Castrodeza.


26 sep 2022. 17.00H
SE LEE EN 3 minutos
Reunir las opiniones de médicos, farmacéuticos, economistas o gestores bajo una misma voz se ha convertido en una de las apuestas clave para reformular el modelo de fijación de precios de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Es la tesis que defiende el que fuera secretario general del Ministerio de Sanidad y Consumo, José Javier Castrodeza, quien ha apostado por desarrollar una evaluación de resultados más fácil de amplicación y "multidisciplinar" para evitar que una sola profesión monopolice todas las variables. Un papel que reforzaría el rol del paciente en el proceso. 

El especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública ha apuntado en una conversación con Redacción Médica que este nuevo enfoque permitiría añadir al procedimiento nuevos criterios proporcionados por el personal asistencial como la adherencia a los fármacos, su facilidad de aplicación o la satisfacción del paciente. “En las decisiones importantes de medicamentos de alto valor o de alto impacto en resultados deben participar más profesionales”, ha subrayado.

Castrodeza ha puesto sobre la mesa esta propuesta como una fórmula de pago por resultados multidisiplinar que permita reducir el impacto un único perfil en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios, donde se establecen los costes. “El modelo de aprobación de la fijación de precios se hace muy atomizado por el sector de farmacia”, ha insistido.

Además del nuevo enfoque multidisciplinar, la otra estrategia que vislumbra para mejorar el sistema de incorporación de fármacos y tecnología sanitaria es dotar de mayor “elasticidad” al cálculo de los precios para que se puedan ir actualizando con el paso del tiempo según se consoliden algunos objetivos. Una fórmula con la que pretende acercar a España a las cifras de aprobaciones de países europeos como Alemania. En ese sentido, ha recordado que la meta del Gobierno es que el proceso de evaluación no supere los 90 días, una horquilla que todavía ve lejos de cumplirse.

El que fuera uno de los rostros visibles de la Sanidad durante el Gobierno de Mariano Rajoy ha insistido además en la necesidad de aumentar las evaluaciones por resultados en la adquisición de productos, especialmente en aquellas terapias o tecnologías más costosas. “Sería una herramienta muy útil para conocer si hemos alcanzado aquello que habíamos pensado que íbamos a conseguir con la innovación de medicamentos y tecnología”, ha subrayado.


Pacto de Estado por la Sanidad


Para poder acometer esta reforma sobre el protocolo de adquisición de nuevos medicamentos, Castrodeza ha abogado por poner en marcha un pacto de Estado sanitario, que destierre el uso “político” de este servicio y que amplíe las “posibilidades” de mejora un sector que mueve 100.000 millones de euros entre dinero público y privado. “La sanidad no tiene colores”, ha enfatizado.

El ex secretario general ministerial ha hecho extensible este acuerdo sin ideologías no solo a la financiación de fármacos innovadores, sino que también ha pedido aunar fuerzas en el funcionamiento del sistema de autonomías, la gestión de las transferencias o la digitalización. “Nos tenemos que dar un sistema sanitario del siglo XXI porque la gobernanza se nutre de leyes de 1986 y 2003, que se van quedando obsoletas”, ha enfatizado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.