La ocupación del sector crece 4 décimas y se mantiene como la segunda actividad más feminizada

La sanidad ya concentra el 15,8% de los empleos de las mujeres en España
Una enfermera se ajusta los guantes.


05 ago 2022. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
La sanidad protagonizó en 2021 un nuevo hito en su proceso continuo de feminización. Un 15,8 por ciento de las mujeres ocupadas en el último año en España se dedicaron a puestos de trabajo de actividades sanitarias y servicios sociales. La cifra representa cuatro décimas más que el ejercicio anterior, lo que ha permitido mantener al sector como el segundo con mayor contribución al empleo femenino.

Los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la última actualización de su publicación ‘Mujeres y hombres en España’ han situado a la rama sanitaria solo por detrás del comercio y la reparación de vehículos a motor que encabeza el ranking con un porcentaje de ocupación del 16 por ciento. El pódium lo completa la educación que también concentra un 10,7 por ciento del empleo femenino debido a la alta presencia de profesoras.

Las cifras del INE muestran una realidad bien diferente a la de los hombres que ejercen en el sistema sanitario. En este caso, su contribución a la ocupación nacional representa apenas el 4 por ciento, aunque también ha protagonizado un aumento debido al refuerzo de las plantillas públicas. Este porcentaje se aleja de sectores tradicionalmente masculinizados como la industria manufacturera que llega al 16,7 por ciento o la construcción que concentra el 11 por ciento.


La feminización de la sanidad en 10 años


Esta posición predominante de las mujeres sanitarias es el resultado de una tendencia en la ocupación que se ha prolongado durante años. La presencia de las mujeres en el empleo femenino se ha incrementado más de dos puntos en la última década. Mientras que en el año 2011 representaban el 13,6 por ciento de los puestos laborales en España, ahora ya han alcanzado el 15,8 por ciento.

La evolución al alza no se ha interrumpido en ningún momento aunque el salto más alto se produjo en plena pandemia de Covid-19. La demanda derivada de la crisis sanitaria provocó que la ocupación femenina saltara más de un punto entre 2019 y 2020. En apenas un año, pasó del 14,2 al 15,2 por ciento. Un fuerte incremento que no se ha estancado tras superar las fases más duras de contagios.

Esta evolución ha permitido a la sanidad acercarse cada vez más a los altos porcentajes del sector del comercio que históricamente ha encabezado el empleo de las mujeres en España, pero que ha ido reduciendo su porcentaje en los últimos diez años. Su techo se produjo en 2015 cuando llegaron a encabezar el 18,2 por ciento de la ocupación nacional. Era un momento marcado por la recuperación económica tras la crisis financiera internacional.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.